Defensoría del Pueblo: municipalidades deben clausurar establecimientos que ponen en riesgo la salud pública en La Libertad

Nota de Prensa
El último fin de semana se identificó un restobar que incumplía normas nacionales en el distrito de Víctor Larco.

Fotos: Defensoría del Pueblo

26 de agosto de 2020 - 11:07 a. m.

Nota de Prensa N° 818/OCII/DP/2020

· Omitir cumplimiento de obligaciones legales conlleva responsabilidades penales y administrativas.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad demandó a la Municipalidad Distrital de Víctor Larco tomar medidas estrictas para clausurar los locales que continúan funcionando como discotecas, restobares y otros, sin respetar las normas nacionales y poniendo en riesgo la salud pública ya que pueden convertirse en focos de contagio de COVID-19.

Al respecto, el último fin de semana, un grupo de vecinos denunció que en el local Skyse habría recibido a más personas del aforo permitido, sin cumplir con los protocolos de bioseguridad y teniendo mesas abarrotadas de licor. Además, manifestaron su disconformidad por los ruidos molestos que originan este tipo de reuniones.

Ante ello, el representante de la Defensoría del Pueblo en La Libertad, José Agüero Lovatón, exigió al municipio distrital realizar acciones de fiscalización en coordinación con la Policía Nacional. Asimismo, instó a aplicar las medidas administrativas correctivas y las sanciones que correspondan para, de esta manera, evitar tragedias como la ocurrida el último fin de semana en el distrito limeño de Los Olivos.

En ese sentido, la institución requirió que estas acciones sean constantes con el fin de que se cumpla la prohibición de realizar reuniones sociales en bares y discotecas durante la emergencia sanitaria. En adición a ello, se demandó implementar y promover la difusión de canales de denuncias vecinales para posibilitar la intervención inmediata.

Finalmente, la oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad requirió a las autoridades, con apoyo de las organizaciones vecinales, a identificar a los empresarios que promuevan este tipo de reuniones sociales, a través de las redes sociales, poniendo en riesgo la vida y la salud de las personas, con el fin de sancionarlos para que esta acción disuada a otros a cometer actividades similares.