Andrés Tito Quispe, el hacedor de sirenas en Ruraq maki

Nota de Prensa
La exposición venta de arte tradicional del Ministerio de Cultura, refleja la cosmovisión y la mitología del artesano del interior del país.

Oficina de Comunicaciones e Imagen

19 de diciembre de 2019 - 5:45 a. m.

Colgadas en una de las paredes de los puestos del primer piso de la exposición venta de Ruraq maki, hecho a mano, del Ministerio de Cultura, se encuentran las míticas sirenas con onduladas cabelleras, labios color granada y brillante cola de pez, ahora convertida en guitarras, lucen desinhibidas al público.


Andrés Tito Quispe, el artesano y músico, quien ha diseñado estas guitarras especiales, cuenta que surge este interés sobre las sirenas desde antes que naciera, hace 35 años, en el centro poblado de Pamparaes, de la provincia cusqueña de Calca.


Casi en secreto, nos cuenta, que su padre Delmecio Tito, de condición muy humilde, como una forma de llevar alimento a su casa familia, iba a pescar truchas en el rio Amparaes y a medida que se internaba rio arriba, conseguía mejores peces. A lo lejos veía la catarata de Manto, en forma de mujer, que le atraía.


Un día, llegó cerca a esta catarata y escuchó un dulce huaynito, en voz de una mujer. La curiosidad lo llevó a internarse en el follaje de la zona, y al momento de entrar a un claro, vio a una bella mujer, con la mitad del cuerpo dentro de la poza que formaba la catarata, y la parte que estaba dentro del agua, se visualizaba una cola de pez. Delmecio se paralizó de miedo, pero la jovencita en voz dulce, le dijo que se acercara, que no le temiera.


Delmecio se acercó y comenzó a hablar con la joven, quien le dijo, en voz cantarina, que su esposa estaba embarazada, y que al momento de nacer su hijo, que sería muy afortunado en su vida, le pusiera de nombre Andrés, y que luego de nacer, lo trajera para que lo conociera. “Si haces algo distinto a lo que te dijo, él va a morir”, sentenció la joven sirena.


Y así, ocurrió. Nació el niño, le pusieron Andrés. “A los 18 años mi papá me llevó años a conocer a la sirena, era muy hermosa y de una voz muy linda”, recuerda Andres.


Desde ese entonces, conversa con él en sueños, por lo que en su honor ha comenzó a retratarla en forma de guitarra en madera de pino y aliso, para musicalizar su recuerdo.


Ahora, estas guitarras, esperan con la música del ande en su interior, para que su comprador pueda escuchar la dulce voz de las sirenas de Amparaes.


Exposición venta Ruraq maki


La belleza, colorido y tradición de los trabajos de los artesanos de todo el Perú están representados en los 150 colectivos que se presentarán en la feria artesanal Ruraq Maki, hecho a mano, organizada por el Ministerio de Cultura, exposición-venta de arte tradicional.


Este evento que permanecerá hasta el 22 de diciembre, a través de los años se ha convertido en un referente de la producción artística y cultural de nuestros artesanos, se encuentra en los tres pisos de la sede de la institución en San Borja.


El ingreso a Ruraq Maki es gratuito de 10:00 a.m. a 08:00 p.m. para disfrutar de un programa que incluye encuentros co-creativos entre diseñadores y artistas tradicionales que se dan en un marco de comercio equitativo y solidario. El programa incluye talleres demostrativos de ingreso libre a realizarse de lunes a viernes.