N° 280-2020-CG-GCOC: Contraloría recomienda superar deficiencias en hospitales de San Martín por COVID-19

Nota de Prensa
San Martín.- La Contraloría General recomendó a las autoridades sanitarias del Gobierno Regional, a cargo de los hospitales de Tarapoto, Moyobamba y Tocache...

22 de mayo de 2020 - 12:00 a. m.

San Martín.- La Contraloría General recomendó a las autoridades sanitarias del Gobierno Regional, a cargo de los hospitales de Tarapoto, Moyobamba y Tocache, adoptar las medidas preventivas y correctivas que correspondan para superar una serie de deficiencias identificadas, como la falta de equipamiento biomédico y la disponibilidad de profesionales de la salud, que puede afectar la capacidad de respuesta oportuna para la atención de pacientes que padezcan el COVID -19.

La recomendación se realiza luego de supervisar los servicios que brindan el Hospital II-2 Segundo Nivel, de Tarapoto; el Hospital II-1 Segundo Nivel de Moyobamba, y el Hospital II-1 de Tocache, en el marco del Control a la Emergencia Sanitaria COVID-19, que estuvo a cargo de la Gerencia Regional de Control San Martín.

Según el Informe de Orientación de Oficio N°008-2020-OCI/0750-SOO, el Hospital II-2 Segundo Nivel de Tarapoto no cuenta con equipos biomédicos, accesorios e insumos necesarios para el adecuado funcionamiento de las áreas de cuidados intensivos y emergencia, lo que pone en riesgo la oportuna y especializada atención de los pacientes. Esa falta de equipamiento le impediría atender, por ejemplo, casos de síndrome de distrés respiratorio (SDRA) por infección de COVID-19.

Similar situación se observó en el Hospital II-1 Segundo Nivel, de Moyobamba, que tampoco cuenta con equipo biomédico mínimo para los servicios de emergencia y cuidados intensivos, específicamente en los ambientes de tópico de inyectables y nebulizantes, medicina interna, pediatría, sala de rehidratación, sala de aislados COVID-19, entre otros, como se detalla en el Informe de Orientación de Oficio N° 3746-2020-CG/GRSM-SOO.

En su sala de cuidados intensivos no cuentan con broncofibroscopio, ecógrafo portátil, glucómetro, maletín de reanimación y monitor de gasto cardiaco, lo que pone en riesgo la atención oportuna y especializada de los pacientes que lleguen a ese nosocomio.

Dicho hospital carece de la cantidad suficiente de médicos, solo había un intensivista para atender las camas mencionadas, es decir, dicho establecimiento no estaría preparado para dar respuesta ante la propagación del virus. También se detectó que había cuatro ventiladores mecánicos operando en cuidados intensivos de Neonatal, que habían sido adquiridos para pacientes geriátricos, pero que fueron recibidos desconociéndose si cumplían con las características técnicas requeridas.

Del mismo modo, el Informe de Orientación de Oficio N° 009-2020-OCI/2982-SOO señala que en la sede antigua del Hospital II-1 de Tocache, se han habilitado ambientes para la atención de pacientes que presenten SDRA por infección de COVID-19, pero no cuenta con equipos para cuidados intensivos.

Cabe señalar que en su nueva construcción, el Hospital tampoco se encuentra adaptado para atender casos síndrome de distrés respiratorio agudo. Se verificó que el nosocomio no tiene una red de suministro de oxígeno debido a que no cuenta con una planta que lo provea.

Se advirtió, además, que existen equipos biomédicos inoperativos, como máquina de anestesia, aspiradora de secreciones, tres ventiladores volumétricos adulto pediátrico, entre otros equipos más.

Tampoco cuenta con el personal asistencial necesario, toda vez que se duplican los turnos de servicios durante días. Igualmente se registra que hay un insuficiente stock de material de barrera de protección para hacer frente a la demanda mensual que será utilizado por el personal asistencial y administrativo, que podría afectar su seguridad y estado de salud.

Las recomendaciones y el resultado de la supervisión fueron remitidos al Director del Hospital II-2 de Tarapoto, al Director Regional de Salud San Martín, para el caso del hospital II-1 de Moyobamba, y a la Oficina de Gestión de Servicios de Salud Alto Huallaga, a cargo del Hospital de Tocache.

Los informes de control fueron elaborados por la Gerencia Regional de San Martín, se encuentran publicados en el portal institucional wwww.contraloria.gob.pe, en la sección Transparencia e Informes de Control.

BALANCE NACIONAL

Durante el período del operativo, que fue del 21 a 24 de abril, se visitaron 97 establecimientos de salud de los más de 200 hospitales asignados a los casos de COVID-19, los cuales están adscritos al Ministerio de Salud (14), EsSalud (32), Fuerzas Armadas (3), Policía Nacional (2) y Gobiernos Regionales (46). Para cada hospital se emitieron los respectivos informes de control y en ellos se pudo evidenciar que:

La emergencia sanitaria ha provocado una reducción de casi 30% en la capacidad de profesionales de la salud en los establecimientos de salud visitados, es decir que, en promedio, atienden con el 74% de sus médicos, así como el 76% de sus enfermeras (os) y el 72% de sus técnicos (as).

Durante el operativo, los auditores contabilizaron un total de 656 camas en las UCI para pacientes con COVID-19, de las cuales 445 estaban ocupadas. Además se comprobó la existencia de 632 ventiladores mecánicos operativos, de los cuales 453 estaban ocupados.

Tomando en cuenta estas cifras, existen 211 camas UCI COVID libres a la fecha de la visita y 179 ventiladores mecánicos libres, por lo que hay un déficit de 32 ventiladores mecánicos para cubrir la totalidad de camas UCI COVID registradas en el operativo.

Sin embargo, también se detectó que 80 ventiladores mecánicos estaban inoperativos y cincuenta (50) de ellos está en hospitales adscritos a los Gobiernos Regionales.