N° 452-2020-CG-GCOC: Contralor General anuncia inicio de acciones a organismos supervisores y reguladores de servicios públicos

Nota de Prensa
El contralor general Nelson Shack anunció que se iniciarán servicios de control para verificar la actuación de los organismos supervisores y reguladores de servicios públicos, así como la consistencia y confiabilidad...

Fotos: La Contraloría

23 de julio de 2020 - 7:30 p. m.

  • Durante presentación de Informe de Gestión “El control en tiempos del COVID-19”
  • También se supervisará registro de fallecidos para conocer cifra real de decesos por COVID-19 y contrataciones de asesorías y consultorías en el Estado

El contralor general Nelson Shack anunció que se iniciarán servicios de control para verificar la actuación de los organismos supervisores y reguladores de servicios públicos, así como la consistencia y confiabilidad del registro de fallecidos por COVID-19 a fin de conocer la cifra real de muertos por la pandemia.

Fue al presentar el informe de gestión “El control en tiempos del COVID-19” que detalla las principales acciones, resultados y lecciones aprendidas del control gubernamental durante el estado de emergencia sanitaria por coronavirus.

“Estamos diseñando toda una estrategia de control para intervenir a una serie de instituciones públicas que deben velar por los distintos servicios y garantizar el bienestar a la población. En estos tiempos de pandemia es evidente la necesidad de una actuación supervisora y regulatoria del Estado idónea y eficaz. ¿Qué están haciendo los reguladores ante el clamor popular y las denuncias ciudadanas por servicios de salud, agua y luz con recibos estratosféricos que no revelan el consumo real?”, manifestó el contralor.

En ese sentido, explicó que la intervención de control se hará a los organismos supervisores y reguladores relacionados a derechos del consumidor, así como servicios de energía eléctrica, saneamiento, salud y el sistema financiero. En simultáneo se procederá con la absorción de los Órganos de Control Institucional (OCI) de dichas entidades para que las acciones de control sean autónomas.

Asimismo, anunció la ejecución de una auditoría para conocer la consistencia, seriedad y confianza del registro de fallecidos por COVID-19 considerando que hay una diferencia entre lo reportado por el Ministerio de Salud (con más de 13 mil 500) y el Sistema Informático Nacional de Defunciones (con más de 53 mil 500) a fin de sincerar las cifras reales de muertos por efectos de la pandemia.

Estas acciones se realizarán en paralelo con el inicio de acciones de control posterior sobre el uso de recursos y fondos públicos destinados a la COVID-19. Para ello se cuenta con el insumo de más de 8 mil informes de control emitidos en estos más de cien días en que la Contraloría General ha venido trabajando activamente en el control simultáneo.

Asesorías y consultorías
El contralor informó que en el segundo semestre de este año se retomará el operativo para verificar el gasto en asesorías y consultorías en el Estado y conocer las razones de las contrataciones de personas naturales y jurídicas, el propósito y justificación, que incluirá la revisión de perfiles y especificaciones técnicas.

“El pueblo tiene que saber en qué se gastan cientos de millones que se concentran en 5 ó 6 ministerios del gobierno nacional. El pueblo tiene derecho a saber para qué se contratan esas consultorías”, señaló.

Del mismo modo, anunció que se retomarán los megaoperativos de control con enfoque territorial, con la conclusión de más 760 intervenciones de control que fueron programadas e iniciadas en Cajamarca antes de la pandemia, así como el inicio de la misma acción en las regiones de Tumbes y la Provincia Constitucional del Callao para este segundo semestre del año. También se realizará el operativo Heladas y Friajes para contribuir con la adecuada distribución y entrega de bienes y servicios a la población vulnerable por las bajas temperaturas ocasionada por el fenómeno climatológico en zonas altoandinas y selva.

Informe de gestión sobre COVID-19
Al cumplirse 100 días del ejercicio de control gubernamental a la emergencia sanitaria, el contralor general presentó el informe de gestión respectivo cuya finalidad es detallar las principales acciones efectuadas por la Contraloría a las entidades a receptoras de recursos públicos durante la pandemia, y que han contribuido a prevenir riesgos de corrupción e inconducta funcional, así como garantizar que los bienes y servicios hayan llegado a los ciudadanos, principalmente de condición más vulnerable.

Señaló que, en materia de presupuesto, el informe analiza y desagrega los montos asignados por el Estado durante la emergencia. Informó que al 14 de julio se ha asignado S/ 90 948 millones para la contención y reactivación económica en el país, con un avance a nivel del Gobierno Nacional, Regional y Local, del 64.7%, 41.6% y 73.1% respectivamente. A la fecha ya superan los 91 mil millones de soles.

Asimismo, destacó la importancia del documento porque hace una comparación sobre la corrupción en tiempos normales versus tiempos de pandemia. En tiempos de “normalidad”, 23 mil millones de soles, es decir, el 15% de su presupuesto anual ejecutado, se lleva por la corrupción y la inconducta de malos funcionarios y servidores públicos. Asimismo, evalúa recientes encuestas para analizar la confianza de la ciudadanía respecto a las medidas impuestas por el gobierno, en materia social y económica.

Casos emblemáticos nacionales
Respecto a los casos emblemáticos nacionales, el contralor informó que se pudo evidenciar que funcionarios y servidores públicos habrían recibido canastas que debían ser entregadas a la población vulnerable, esto gracias al registro de los municipios sobre la distribución de canastas y el cruce con otras bases de datos oficiales.

Asimismo, expuso otros casos que evidencian presuntos actos irregulares que no contribuyen a la finalidad pública y al correcto uso de los recursos proporcionados a las diversas entidades para la atención y contención de la propagación de la COVID-19.

Entre ellas, los relacionados al otorgamiento de subsidios, a las adquisiciones de dispositivos informáticos, ventiladores mecánicos, equipos de bioseguridad, al programa Reactiva Perú, entre otros.

A nivel regional, Shack indicó que el informe presenta información detallada para contextualizar las diferentes realidades de cada región del país, como la diagramación de la evolución de la COVID-19 por casos confirmados y defunciones en la región y el avance de la ejecución presupuestal que oficialmente registra cada una de ellas.