Observatorio Astronómico de Moquegua: Actividades (2019-II y 2020-I)

Nota de Prensa
En un observatorio astronómico como el de Moquegua se hacen observaciones sistemáticas de los astros, de diversos fenómenos celestes que se producen en el Universo. Todo esto con la finalidad de incrementar nuestros conocimientos científicos sobre la naturaleza.

Fotos: Dirección de Astronomía y Ciencias Espaciales

Dr. Erick Meza y Mario Zegarra-Valles / Dirección de Astronomía y Ciencias Espaciales

11 de setiembre de 2020 - 10:50 p. m.

Un observatorio astronómico como el de la Agencia Espacial del Perú (CONIDA) es un lugar, un centro ubicado en una zona remota, apartada de la contaminación debida a la luz artificial de las ciudades, en el que se desarrolla investigación científica orientada al entendimiento de los astros, de los fenómenos celestes, a través de una sistemática recepción y un cuidadoso procesamiento de la luz (radiación electromagnética) que se tiene desde tales lejanos cuerpos y procesos del Universo. Estos estudios se realizan con diferentes instrumentos, no solamente con telescopios. Se utilizan, por ejemplo, cámaras fotográficas especializadas que capturan fielmente la luz de los objetos celestes de interés, así como espectrómetros que descomponen esta luz, de manera que podemos establecer la presencia o ausencia de ciertos elementos o compuestos químicos en lo observado. Al final, toda esta recolección de datos e información se ordena en publicaciones que son liberadas a la comunidad internacional de astrónomos dedicados a investigaciones afines.

Relación con el Perú y la CONIDA

Desde el Observatorio Astronómico de Moquegua (OAM), nuestros investigadores calificados en el Renacyt del Concytec utilizan un telescopio que posee un espejo primario de 1 metro de diámetro (el mayor del país) para estudiar activamente acontecimientos astronómicos como las ocultaciones estelares por pequeños cuerpos del Sistema Solar (objetos transneptunianos, asteroides, etc.). Así, por ejemplo, para el 27 de agosto de 2020 (TU), la ocultación de una estrella brillante (magnitud 11) debida al asteroide (102) Miriam (magnitud 12.2 y tamaño estimado de 85 km) fue predicha (H. Pavlov) como observable desde el OAM. La visibilidad de este suceso fue prevista para entre las 03:39 TU y las 04:59 TU, con una duración máxima de 34.1 segundos. Dada esta predicción, el OAM apuntó el T1m a la estrella TYC 0620-01340-1, la cual fue efectivamente ocultada por el asteroide, midiéndose una duración de 32 segundos aproximadamente. Es importante resaltar que nos encontramos en la “ERA DE ORO” de las ocultaciones estelares, por lo que la observación positiva de la ocultación comentada probó una vez más las capacidades y el dominio de la técnica por parte del OAM. En esta oportunidad, se utilizó la configuración T1m con su cámara CCD original, la FLI ProLine KAF-16803. El OAM ha registrado otros eventos usando otras configuraciones e incluso estrellas más tenues, con resultados igualmente satisfactorios.

También, como parte del compromiso que el Estado tiene con sus ciudadanos y particularmente con los estudiantes de todos los niveles (primaria, secundaria y universitaria), el OAM hace difusión o divulgación de la ciencia, especialmente de la astronomía, como se ve en las imágenes que se adjuntan.